Entrada destacada

Estimulo Magnético Transcraneal, rTMS, TMS o EMT

¿Qué es el Estímulo Magnético Transcraneal (EMTr) y cómo funciona? El EMTr ( rTMS siglas en ingles, EMC nuestra marca ) activa el c...

Asperger

El síndrome o trastorno de Asperger es un trastorno mental y del comportamiento que forma parte del espectro de trastornos autistas. Se encuadra dentro de los trastornos generalizados del desarrollo.
El sujeto afectado muestra principalmente severas dificultades en la interacción social y en la comunicación. La inteligencia social es muy deficiente en estos individuos, que no son capaces de captar sutilezas de la comunicación humana como hablar en forma cínica o fingida. Se diferencia del trastorno autista en que en el trastorno de Asperger no se observa retraso en el desarrollo del lenguaje, no existiendo una perturbación clínicamente significativa en su adquisición pero si en su uso subjetivo especialmente para situaciones emocionales. No hay retardo, por ejemplo en la edad de aparición de las primeras palabras y frases, aunque pueden existir particularidades cualitativas (por ejemplo gramaticales) que llamen la atención. Aunque la edad de aparición y detección más frecuente se sitúa en la infancia temprana, muchas de las características del trastorno recién se hacen notorias en fases más tardías del desarrollo, cuando las habilidades de contacto social comienzan a desempeñar un papel más central en la vida del sujeto, es decir al ingresar a la primaria.
El Síndrome de Asperger se diagnostica por sus síntomas. La forma en que se manifiesta el síndrome varía mucho entre los diferentes individuos que lo padecen. Sin embargo existen ciertas características comunes:



Dificultades para la interacción social (especialmente con personas de su misma edad).
Alteraciones de los patrones de comunicación no-verbal.
Intereses restringidos a un único tema o a una muy reducida variedad de temas.
Inflexibilidad  cognitiva (de ideas) y del comportamiento.
Dificultades para el pensamiento abstracto y la formación de conceptos.
Coherencia central débil en beneficio del procesamiento de los detalles.
Interpretación literal del lenguaje.
Dificultades en las funciones ejecutivas y de planificación.
Interpretación muy disminuida o nula de los sentimientos y emociones ajenos y propios.
Los estudios de Neurometría (QEEG) que realizamos en Clínica del Cerebro, son un apoyo importante para diagnosticar el espectro autista.
En este ejemplo tenemos un caso de Asperger con cambios típicos como son; exceso de ritmo theta en las áreas de línea media frontales, prefrontales y parietales. En especial hay exceso de ritmo theta en la región temporal posterior derecha. En algunos casos puede coexistir exceso de beta.


 Haga su cita al (55) 52 46 97 55 O escriba a clinicadelcerebro@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario