jueves, 23 de enero de 2014

El aumento en Déficit de Atención: ¿es explicable?

Image: ISTOCKPHOTO/LOVLEAH

El aumento en Déficit de Atención: ¿es explicable?

El impresionante aumento, en el diagnóstico del trastorno por déficit de atención (TDAH) en los Estados Unidos (EU),  y el continuo incremento, en el número de niños y adolescentes medicados (3,5 millones; ver nuestro articulo previo): ha llamado la atención, en las agencias de salud, en ese país. Las explicaciones son muchas, y algunas son analizadas a continuación:
Al comparar a los E.U. , con otros países desarrollados de Europa o Asia; se hace evidente que el TDAH ha tenido un aumento desproporcionado en los E.U.  Entonces ¿qué está pasando?
Para los editorialistas del New York Times, diciembre 14 y19 de 2013  las responsables son las compañías farmacéuticas, que han realizado un mercadeo agresivo hacia los doctores, y directamente: a los consumidores potenciales. Implican que los doctores son susceptibles a ser influenciados, para hacer más diagnósticos y ¡medicar más!
Los expertos en el área, niegan que los médicos se dejen manipular y creen que la razón es otra; más bien de origen “sociológico” que financiera, propagandística, o por presiones de mercadeo. 
Específicamente: los médicos  tienen una presión creciente de los padres y escuelas, para diagnosticar y tratar el TDAH. Los padres desean que sus hijos sean “más competitivos” y cumplan con las expectativas de calificación y control del comportamiento. Las escuelas desean niños; más dóciles, eficientes en los estudios, y adecuadamente socializados. Adicionalmente; los grupos de educación especial, dentro de las escuelas privadas, consumen más personal y tiempo es decir: recursos. Esto impacta los costos, asunto especialmente importante, en las escuelas privadas de México.
Los incentivos “sociológicos” en los E.U. para sobre diagnosticar el TDAH son el caso contrario que en México, ya que las escuelas públicas, reciben apoyos económicos del estado, para atender los niños con TDAH. Además  los padres de bajos recursos (de igual manera), reciben apoyos económicos, para enfrentar el problema de sus hijos. Esto (aclaremos) en los Estados Unidos.
El hecho es; vivimos en una sociedad muy competitiva, donde todos quieren estar o tener a sus hijos: en la punta de la pirámide. El hecho de que los estimulantes produzcan mejoría en las capacidades intelectuales, hace que su uso vaya en aumento.  Por ello, hay más personas dependientes de medicamentos estimulantes, y adictos a las drogas estimulantes ilegales. La enorme diferencia entre los estimulantes que se compran con receta médica, y las drogas ilegales es: que las primeras no causan adicción y los segundos ¡sí! Amén de otros muchos daños. Por ello la diferencia que utilizamos entre las palabras; dependencia y adicción, una diferencia  importantísima.
Lo correcto es: medicar solo a los TDAH que estén bien diagnosticados y que lo requieran. Este concepto tiene una amplia evidencia científica basada en evidencia. Esta es la principal razón por la que en Clínica delCerebro  hacemos un diagnostico objetivo basado en ciencia (ver Neurometría) y cuestionarios validados.
En la cadena de decisiones, los médicos, son el “árbitro” final, quienes  deciden; si el niño tiene TDAH, y si va a ser medicado. Para esto han estudiado los facultativos, y por experiencia saben de los beneficios de un tratamiento adecuado.
El hecho es que apenas estamos empezando a comprender ¿porque el incremento en el  diagnóstico y tratamiento del TDAH?, aquí hemos esbozado algunas razones.
Una nota final; el niño, adolescente, adulto o anciano, debidamente evaluado: puede beneficiarse enormemente con los medicamentos adecuados.

Dr. Guillermo van Wielink; Enero 2014

Bibliografìa
Schwarz A. The selling of attention deficit disorder. The New York Times. December 14, 2013. http://www.nytimes.com/2013/12/15/health/the-selling-of-attention-deficit-disorder.html Accessed January 2, 2014.





Editorial Board. An epidemic of attention deficit disorder. The New York Times. December 18, 2013. http://www.nytimes.com/2013/12/19/opinion/an-epidemic-of-attention-deficit-disorder.html Accessed January 15, 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario