lunes, 30 de octubre de 2017

El cerebro y meditación

La neurociencia ha realizado estudios, de los cambios que ocurren en el cerebro, durante la meditación. Utilizando diversos métodos de imagen cerebral, y/o actividad eléctrica cerebral, empiezan a emerger resultados sorprendentes.
Sistema intrínseco o accesorio (rojo y amarillo)
Resonancia Magnetica Funcional

La meditación cambia la actividad entre dos sistemas; extrínseco e intrínseco. Este último también llamado accesorio (default mode network) es un sistema descubierto hace poco mas de una década, por el Dr. Marcus Raichle, Neurocientífico de “Washington University School of Medicine”.

Quienes practican la meditación regularmente, incrementan su habilidad de atención hacia el sistema intrínseco. El organismo cambia entonces los sistemas de cognición, hormonal y autonómico. Hay efectos positivos; incrementa el nivel de las mono aminas (felicidad), y la actividad parasimpática (tranquilidad). Además aumenta la densidad de la materia gris en regiones del cerebro, que controlan las emociones. Estos efectos revierten la depresión mediada por el estrés, por ello llevan una vida más tranquila y feliz. El cerebro optimiza su funcionamiento.

Meditar es una actividad natural, donde se manipula el propio estado de la mente, en forma intencional. Los meditadores experimentados, aseguran vivir con mayor armonía entre el yo y el mundo exterior. Es decir utilizan mejor los sistemas; extrínseco e intrínseco.

Meditar es una forma de sanar o mejorar, padecimientos que se acompañan de; depresión ansiedad. Es una ayuda para la medicina moderna. Un complemento a nuestro alcance.

Diversas terapias no medicamentosas, como el Estímulo Magnético Transcraneal (rTMS) busca precisamente mayor armonía en nuestros procesos cognitivos. Una herramienta que utilizamos con éxito en Clínica del Cerebro.

Dr. Guillermo van Wielink 
Neurólogo


No hay comentarios:

Publicar un comentario