martes, 18 de marzo de 2014

Demencia Digital; niños adictos a la computadora.


El exceso de tiempo que pasamos en la computadora, smartphone y tabletas puede ser adictivo y afectar el desarrollo en, niños o adultos.

El impresionante avance de los aparatos electrónicos, ha ocasionado que; la vida de personas (de todas las edades) se afecte, por pasar un exceso de tiempo, ante los monitores, “interactuando socialmente”.

Es una moda, especialmente dañina... para los niños. Viven un mundo virtual, por horas. No modelan o desarrollan, el mundo social, o peor aún; se educan, sobre valores torcidos. Pensemos en los juegos, en los que se asesina al “enemigo”.

Usar en forma constante, el Smartphone, se ha convertido en una práctica socialmente aceptada. Es patético ver familias enteras, comiendo en un restaurante, cada quién “chateando”… ¡sin interactuar entre ellos! A tal grado ha llegado esta costumbre, que se platica ya, de un nuevo “manual Carreño”, que incluya la regla “apaguen sus teléfonos mientras comemos".

Hay personas, tan dominadas por los mensajes de celular, que se sienten obligadas a contestar de inmediato… todo recado. Llegan al ridículo, de despertarse a media noche, para revisar su buzón. En el lado más peligroso de esta práctica, tenemos a los automovilistas que a media vía rápida, mientras manejan, ¡leen y contestan los mensajes! Algo que sabemos origina un buen número de accidentes. De igual manera vemos a los fanáticos del Wattsapp, que retrasan el avance de los autos, pues se encuentran enfrascados en su “chat”, cuando el semáforo ya está en verde.

Pero hay un lado más siniestro del asunto, los niños que padecen algún desarreglo del desarrollo; como trastorno por déficit de atención, o autismo de alto rendimiento, (Asperger). Encuentran el “gran amigo”, que “si los comprende”, y sigue sus ideas: la pantalla electrónica. En ese mundo virtual, se sienten seguros, y pueden fijar sus ideas, pero pierden la indispensable interacción con el mundo, para desarrollar su inteligencia social (habilidades sociales).

El mundo de los niños adictos a las pantallas digitales, ha creado el término de: "Demencia Digital". En mi libro; “José Oveja, un niño con déficit de atención”, imprimí el término: “Compunerd”. El asunto es tan serio, que entidades como la Asociación Americana de Pediatría, han emitido diversas recomendaciones al respecto, en especial; que los niños menores de dos años, no se expongan a ese tipo de estímulos. A temprana edad, los niños se encuentran formando las conexiones de su cerebro, en base al mundo que perciben. Nadie sabe a ciencia cierta, cómo alterará su psique en el futuro, por exponerse a estímulos tan artificiales. Sin embargo; hay alteraciones más evidentes, en los niños adictos a las pantallas, como son: afectación de las habilidades motoras finas, por ejemplo; al escribir con el lápiz. Modificación de la postura corporal, acostumbrándose a estar encorvados y sentados. Y desde luego, la obesidad por falta de actividades de juego o deportivas.

Se recomienda entonces; no más de 45 minutos al día de utilizar la pantalla interactiva, y desde luego, bajo supervisión de un adulto.


Dr. Guillermo van Wielink
























No hay comentarios:

Publicar un comentario